Asumir riesgos, parte del trabajo; pero, ¿cuando y cómo?

Leyendo en el blog de Alfonso de Alba, me he encontrado este interesante artículo, que me ha dado pie a reflexionar:

¿Cómo convertirte en un Marketero en Tiempo Real?

Termina el post diciendo «aprovechar cada situación cada momento, es lo que generará ese engadgement que necesitas para llevar tu marca de 0 a 100 en un instante, después de ello, viene la parte más difícil, mantenerte en la cima.» (es verdad, me encanta citar al autor); y ante esto me pregunto yo si vale la pena ser «Flor de un Día», o no.

Porque lo realmente difícil no es subir a la cresta de la ola, es mantenerse en ella.

Volviendo al contenido del artículo, hay aquí varias consideraciones a tener en cuenta, a mi entender:

1- Es realmente muy difícil encontrar el momento exacto y el contenido justo, analizar todas las variables necesarias para lograr el impacto que deseamos y beneficiar a nuestra marca. El ejemplo del terremoto, que no conocía, me parece treméndamente esclarecedor.

2- No todo el mundo cuenta con medios para hacer una monitorización constante y perenne de todos los acontecimientos que puedan potencialmente originar ese engadgement del que nos habla Alfonso. Y si tienes que priorizar, corres el riesgo de pasarte la vida esperando a que llegue ese momento mágico, cuando a lo mejor podrías conseguir más con un trabajo constante de posicionamiento de tu marca con acciones ni tan espectaculares ni citadas en blogs o conferencias sobre Marketing, pero a la larga mas eficaces y menos arriesgadas.

3- Otro asunto es que hay una cuestión clara: Hoy en día, la competencia es alta; por no decir altísima. Y si tu no aprovechas el momento, puede que lo haga tu competencia directa, con lo que al final tu trabajo constante y medido, se puede ir al traste de un plumazo no porque tu lo hayas hecho mal, sino porque los otros lo hayan hecho mejor.

4- Por último, hay que preguntarse: ¿A qué nos dedicamos?. Si te dedicas a llevar las RRSS de una empresa, deberías tener la oportunidad de dar estos golpes de efecto; y si tienes miedo a tomar la decisión, al menos, para hacer tu trabajo de una manera profesional, tendrías que como mínimo plantearle a tu «jefe» la posibilidad de actuar en el momento adecuado; si encuentras ese momento, por supuesto.

En definitiva: Es una decisión difícil, hay que buscar un equilibrio; ni se puede descartar el aprovechar el momento, ni se debe actuar de forma impulsiva. No hay tampoco que obcecarse, hay que buscar la ocasión y estar alerta

Porque el buen profesional no es el que siempre está buscando salir en los libros de historia, sino el que hace un trabajo constante y eficiente, y sabe escoger los momentos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s